Patatas en ajo-pollo

Esta receta es muy especial para mí, porque la hacía mi abuela, que se la enseñó a mi madre y que ahora me ha enseñado a hacer a mí. Mi madre cambió algunos ingredientes para hacerla más sana, como por ejemplo, el colorante alimenticio por la cúrcuma y yo le he añadido un poco de pimienta negra para potenciar las propiedades anticancerígenas de la cúrcuma. La cúrcuma es un alimento maravilloso y si usas colorante alimenticio, te animo a que pruebes a sustituirlo por cúrcuma que además de anticancerígena es antiinflamatoria.

Mi madre dice que es una comida típica de la provincia de Granada, aunque en cada casa se hace de una manera, como pasa con el gazpacho. Aunque se llamen en ajo-pollo en casa nunca nunca nunca se le ha echado pollo y no en todas las casas se le echa, por lo que no sé muy bien de dónde viene el nombre, pero no me ha hecho falta adaptar la receta porque era 100% vegetal.

Me hace mucha ilusión compartirla con mis criaturillas ¡así que ahí va!

Ingredientes (para 4 personas):

  • 20-25 almendras crudas y peladas
  • 2 rebanadas gruesas de pan
  • 3 patatas grandes
  • 2-3 dientes de ajo pelados
  • Perejil (mejor fresco)
  • AOVE
  • Sal y pimienta al gusto
  • Cúrcuma

Elaboración:

Lo ideal, es freír, los ajos, las almendras y el pan por separado en el mismo aceite y por este orden, retirando cada uno de los ingredientes cuando ya estuviese dorado. Pero si no tienes tiempo, puedes refreír los ajos, añadir las almendras y luego el pan y freírlo todo a la vez. Cuando le quede poco al pan, se añade el perejil picado.

Una vez está todo listo, se aparta del fuego y se le añade sal, pimienta y cúrcuma al gusto. Lo ponemos todo en un recipiente para batidora, se le añade un vaso de agua y se tritura.

Se lavan, se pelan y se cortan las patatas en trozos medianos y se ponen en una olla mediana junto con la salsa hecha anteriormente. Se le añade el agua necesaria para cubrir las patatas (puedes ajustar según quieras una textura final más o menos líquida) y se cuece a fuego lento hasta que las patatas estén blandas.

… et voilà!

SONY DSC

Es una receta perfecta para un primer plato y las almendras le aportan mucho alimento. Lo único, la cúrcuma es casi imposible de sacar de la ropa si te manchas, así que tenlo en cuenta a la hora de cocinar y de comer, sobre todo si hay peques en la casa 🙂

Espero que la probéis y si lo hacéis lo podéis compartir conmigo en instagram  🙂

¡Hasta pronto criaturillas!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s