Mi opinión sobre el Festival de Yulin.

el

Las imágenes sobre el Festival de Yulin que han inundado las redes sociales estos días son cuanto menos escalofriantes.

Si no sabes de lo que estoy hablando, es un festival de carne de perro y de gato en el que se estiman que 10.000 canes y otros tantos miles de felinos son asesinados para comer y festejar (si no me equivoco) el solsticio de verano.

Creo que este festival, lejos de sacar lo mejor de nosotros y de unirnos para combatirlo, saca lo peor: he visto comentarios racistas que desean la muerte y el sufrimiento agónico de las personas que participan en el festival.

También, he visto vídeos de personas de origen asiático que viven en países occidentales en los que casi piden perdón por esta masacre, parece que sienten la necesidad de justificarla porque en Occidente maltratar y comer perro o gato es denigrante.

Parece que se nos ha olvidado que en Occidente se come carne (y derivados animales) que causan el mismo sufrimiento a los animales que el Festival de Yulin. Creo recordar, que los conejos están considerados como mascotas en China pero aquí nadie se pregunta cómo se sentirían ellos al ver la situación de las granjas de conejos en España ni se justifica delante de nadie por el arroz con conejo que se comió la semana pasada.

Con todo esto, no estoy ni apoyando ni respetando el festival, de la misma forma que ni apoyo ni respeto las corridas de toros en España, porque creo que ninguna tradición debe estar por encima de la razón. Simplemente, quiero que antes de criticar, de insultar y de caer en el racismo, recordemos que nosotros comemos otros animales y que el trato que reciben no es muy diferente, porque al final, todos los animales que acaban en los estantes de tu supermercado han vivido una vida de miseria, dolor, maltrato y una matanza agónica (salvo en muy contadas ocasiones en las que los animales desarrollan su existencia en semi-libertad, aunque eso no justifique nada).

Si a pesar de todo, sigues pensando que un perro es más especial que el pollo, el cerdo o la vaca que te estás comiendo, es porque el sistema carnista occidental te lo ha hecho ver así. Discriminar a ciertas especies animales, eligiendo así cuales son amigos, cuales son comida y cuales son abrigos se llama especismo.

Creo que fue una publicación en una red social sobre este festival y la carne de perro y los comentarios de alguien vegano explicando lo que era el especismo, lo que a mí me llevó a empezar a cuestionarme la óptica del sistema carnista en el que se me ha educado.

“Tú no comas perro, pero respeta mi derecho a comerlo”

¿Qué te hace sentir esta frase?

No os voy a mentir, se me rompe el corazón con este festival, pero creo que era necesario recordar, que en Occidente no somos perfectos y que el racismo y el odio no llevan a ningún sitio, y que en cambio, la compasión salva vidas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s