Panecillos integrales de avena

el

¡Hola criaturillas!

Últimamente estoy aprendiendo un montón sobre nutrición gracias a dos libros:

Vegetarianos con ciencia de Lucía Martínez

El Estudio de China de T.Colin Campbell

Uno de los puntos en los que ambos libros coinciden es que lo mejor para mantener una buena salud a largo plazo es huir de los refinados (harinas y azúcares), es decir, si vas a tomar pan o pasta, mejor que sea de harina integral y de calidad.

En los supermercados las opciones integrales son bastante penosas ya que son mezclas de harina blanca con integral o directamente ni las hay y es por eso que me estoy aventurando con las masas de pizza y con los bollitos integrales.

Obviamente, el pan blanco está por todas partes y es casi imposible huir de él, pero a veces merece la pena invertir un poco de tiempo (si se dispone de él) y hacer tu propio pan o tus propias masas o bizcochos, caseros, con ingredientes de mejor calidad y harina integral.

Estos panecillos están llenos de carbohidratos complejos que liberan poco a poco la energía, son muy densos y además, la avena les aporta un montón de alimento. Además, ¡son muy fáciles de hacer!

La receta es una adaptación de la receta que usa mi tía para hacer pan 🙂

Ingredientes (para 6 ó 7 panecillos):

  • 350g de harina integral de trigo
  • 250g de copos de avena finos
  • 7g de levadura en polvo para panadería
  • 500 ml (aprox) de agua templada
  • 1 pellizco de sal
  • Una pizca de aceite de oliva
  • Semillas o frutos secos (opcional)

Elaboración:

Mezclamos en un bowl la harina, la avena y la sal. Mientras, vertemos en un vaso la levadura y añadimos 200ml del agua templada y lo removemos. Cuando la levadura esté disuelta en el agua se lo añadimos a la harina y la avena y empezamos a amasar. Poco a poco se va añadiendo el agua templada hasta que consiga una consistencia de masa que permita ser amasada con facilidad sin que se pegue mucho a las manos (si se pega un poco no pasa nada). Puede que no necesites todo el agua o que necesites corregir añadiendo más harina.

Dejar reposar la masa en un recipiente grande cubierto por un paño de cocina limpio durante unos 50- 60 min.

Precalienta el horno a 250ºC y pon un recipiente con un poco de agua en la parte de abajo del horno.

Corta trocitos de papel vegetal y échate en las palmas de las manos una gotita de aceite (para que no se te pegue la masa) y haz bollitos de tamaño de tu puño más o menos y envuélvelos en papel vegetal (no hace falta que queden perfectamente envueltos).

Yo le añadí una semillas de sésamo tostado por encima, pero también puedes añadir de amapola, de lino… o puedes añadir algunos frutos secos picados a la masa.

Mete los bollitos en el horno y baja la temperatura a 230ºC. El tiempo fue un poco a ojo, a partir de los 20 minutos pincha un bollito con un tenedor y si sale limpio es que ya está listo, si se mancha, déjalos hasta que el tenedor salga limpio.

SONY DSC

¡Espero que os guste mucho esta receta y que la disfrutéis!

Si quieres ver un poco más de lo que como en mi día a día pásate por mi cuenta de instagram y si quieres ver más aventuras pásate por el canal de youtube 🙂

¡Hasta pronto criaturillas!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s